Consecuencia increíble de la llamada telefónica de dos minutos y pico.

La llamada acabó con un “ahora mismo te envío mi guión” por parte de ambos. El “ahora mismo” no fue hasta el día siguiente, siendo honesto. Pero bueno, una vez recibido y guardado el guión de mi amigo, lo leí con gran avidez. ¿Han sentido alguna vez la sensación de que alguien pudiera haberse entrometido en sus tan intransferibles sueños? Pues bien, así me sentí tras leer un guión que, si bien no tanto en la forma, en el fondo se apoyaba en el mismo leit motiv que el mío, el mismo conflicto, la misma pregunta cuya respuesta es un abanico de preguntas… Cierto estupor me recorrió el envés de las orejas (no acabo de entender aún el porqué) y cuando quise sonreír y disfrutar un momento tan atípico me dí cuenta de que ya era tarde… entre comisura y comisura se extendía un abismo tenso de dientes abrazados.

La próxima semana comenzará el rodaje de mi buen amigo Jonathon Cecil. Sin caer en ardides publicitarias, sólo quiero que os vaya sonando el nombre. Saludos.

Anuncios

Un pensamiento en “Consecuencia increíble de la llamada telefónica de dos minutos y pico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s