Atrapado en mi laberinto

Un poquito de esto y otro tanto de aquello. Tiempo era, sin saber mucho de nada, lo que hacía falta para tener perspectiva. Los hechos:

1) Fernámbulo y Gutiérrez* se hablaron por unos instantes en una suerte de encuentro metatextual.

2) No hay actas ni testigos de tal encuentro, pero sí un cierto cambio de actitud en ambos que me ha hecho sospechar que ha tenido lugar. Ejemplos: Fernámbulo ha descubierto el sentido común y reflexionado sobre sus dos afrentas a la Fragua de la Desesperación y Gutiérrez, de vuelta a la oficina, ya no ve el vaso medio vacío -aunque tampoco medio lleno, ciertamente-.

3) Gutiérrez, fascinado por Carrascal, ha empezado a confeccionar corbatas alegres.

4) Fernámbulo ha descubierto la prosa.

Concluyendo, estos dos se han echado más de tres vinos juntos. Maldita sea… no me gusta nada que mis enanos se reúnan a mis espaldas.

* Ambos son personajes de este blog, aunque pertenecen a diégesis distintas. Fernámbulo se encuentra en las entradas de noviembre y Gutiérrez, prácticamente, a lo largo de todo el blog.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s