El ¡oh! descubrimiento de Fenderson

Llamando la atención de todos, Fenderson, que venía de soltar lastre, quedóse congelado en la puerta de la oficina, pajizo y con el ojo izquierdo entreabierto. Mientras escudriñaba el infinito, Gutiérrez y Sarmiento se miraron por primera vez sin ningún signo de acrimonia. Como si en el espacio exterior estuvieran, ambos se acercaron a Fenderson entre extrañados y acojonados. Ya ni tan siquiera se oían los cacharros de la oficina cuando el Papas Fritas salió de su despacho mirando unos papeles dando un portazo que hizo chillar como ratas a sus subordinados cuerdos, es decir, Sarmiento y Gutiérrez. Antes de que el Papas Fritas pudiera entender nada de la situación, Fenderson se reactivó de golpe y se lanzó hacia su jefe gritando en un idioma desconocido. Cuando el choque parecía inminente, Fenderson frenó en seco rozando su nariz con la del Papas Fritas quien, a pesar de los pocos segundos transcurridos desde que salió de la vida normal (es decir, de su despacho), había soltado un charquito nada chiquitito. Sin miramientos, Fenderson agarró por los codos al Papas Fritas y, a peso, lo volvió a entrar en su despacho y lo sentó con el carinño de una madre. Volvió entonces a la sala común y repitió lo que acababa de hacer con el jefe con Sarmiento y Gutiérrez sin encontrar resistencia alguna. Finalmente, Fenderson se sentó en su mesa y, tras teclear un poco, levantó la cabeza hacia Gutiérrez y le soltó una de sus típicas risillas como si nada hubiera sucedido.

Días después y mediante unas maniobras barriobajeras ideadas por el Papas Fritas y ejecutadas por Gutiérrez y Sarmiento, el equipo médico de la empresa se llevó a Fenderson para hacerle un reconocimiento. Él aceptó encantado, pues todo el concienzudo plan consistió en decirle que se iba de excursión.
Tras realizarle un TAC helicoidal del cerebro, los médicos no podían creer lo que habían obtenido: en lugar de una imagen tridimensional de su masa gris, la computadora mostró:

.model small
.stack.
data
Cadena1 DB ‘HOLA MUNDO, SOY FENDERSON.$’
.code

programa:
mov ax, @data
mov ds, ax
mov dx, offset Cadena1
mov ah, 9
int 21h
end programa

Henchido de alegría por la noticia, Fenderson corrió de vuelta a la oficina 7002 para mostrarle su descubrimiento a Gutiérrez.

Anuncios

6 pensamientos en “El ¡oh! descubrimiento de Fenderson

  1. Señor Juan Libre, ¿podría usted preguntarle al Dr. Pepe si los resultados del TAC de Fenderson conresponden al de una persona con base neural distinta? :S Muchas gracias

  2. Lo que puedo asegurar con toda certeza es que a Fenderson le encantan los pimientos asados. No sé si esto responde o aclara sus dudas, pero bueno, a día de hoy es lo único que me ha dejado entrever este hijo mío. En cualquier caso, ya que mañana es lunes, le preguntaré.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s