La Brigada Moral. Lágrimas de otoño

Orígenes

Juanfri Amil me llevó por el camino de la amagura audiovisual enredándome en otra idea insensata. Y yo, para variar, dejé el raciocinio junto a las páginas amarillas y dije: ¡po vale! Además, por si fuera poco, Rodrigo Amaral va y se une para formar el trío policial más mal hablado de la historia.

Multitarea

Partir de un presupuesto que daba poco más que para pipas implicaba que cada uno debía multiplicarse por tres, cuatro o el número que hiciera falta. En mi caso, soy con orgullo co-productor (sí, palmé pasta de mi bolsillo), sonidista, actor y compositor. Las tareas más importantes que llevé a cabo son las siguientes:

· Plan de producción (sí, hubo tal cosa y la hicimos).
· Guión técnico (junto con Juanfri).
· Guión del capítulo 9, Lazos que se forjan.
· Encarnar a Charlie Cortés.
· Grabación y postproducción de sonido.
· Composición de la banda sonora de la serie.
· Autoría de DVD.
· Y, junto a Juanfri, proveímos al equipo con un catering suntuoso. Bueno, agua, colacao y bocatas, básicamente.

Y el proyecto se convirtió en una serie

Pues eso, trece capítulos de acción, absurdez y tacos gratuitos para hacer las delicias de los espectadores ávidos de contenidos de calidad.

Argumento

Una detención rutinaria de un vendedor de top-manta brinda a Jimbo Ramírez y Charlie Cortés -detectives pintorescos y denostados por el resto del Cuerpo de Policía- la posibilidad de investigar un enorme caso de venta y difusión masiva e ilegal de pornaque infame. Junto al mojigato Robert Robertson y unos pocos agentes en prácticas, Jimbo y Charlie perseguirán a un archiconocido malvado y, de paso, buscarán restaurar el buen nombre de su departamento: La Brigada Moral.

 Capítulo 1: Calles inmorales

Capítulo 2: La red

Capítulo 3: El test de Jennifer López

Capítulo 4: Tramanding maldhades en la Gascueva

Capítulo 5: La gran redada

Capítulo 6: Lazos que se rompen

Capítulo 7: Fantasmas del pasado

Capítulo 8: Los gatos entran en la madriguera

Capítulo 9: Lazos que se forjan

Capítulo 10: Medidas desesperadas

Capítulo 11: Con el catenaccio ganaron tres mundiales

Capítulo 12: Caos firmado en plomo

Capítulo 13: Cuanto más lo veo, más me crece

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s